CUCU TRAS

12,86

Cada lado de la carta muestra el mismo objeto con un pequeño cambio… ¿Serás capaz de detectarlo el primero? Las cartas se extienden sobre la mesa y en cada turno, uno de los jugadores le da la vuelta a una de las cartas, mientras los demás no miran. El resto de jugadores deben encontrar qué objeto es el que ha cambiado. Desarrolla tus habilidades de observación y tus reflejos en este divertido y bonito juego para los “peques” de la casa, ¡con el que podrán disfrutar también los mayores!

Investigadores de la Universidad de Cambridge han llegado a la conclusión de que lo que hace tan atractivo a este juego es que lleva a los niños a creer que son invisibles. El equipo de científicos llevaron a cabo un estudio sobre esta creencia infantil con niños de tres y cuatro años a los que les cubrían los ojos con una máscara y, los cuales, al ser cuestionados por los investigadores, decían que nadie podía verles. Muchos incluso creían que los investigadores tampoco podían ver a los adultos que llevaban los ojos cubiertos con máscaras. Esto les llevó a la conclusión de que la mayoría de los niños creen que cualquiera que se tape con los ojos desaparece de la vista del resto de la gente. Los investigadores descubrieron que todos niños de todas las edades «sonreían menos tras la aparición de personas diferentes» pero que esto iba cambiando «cuando aumentaba su edad». Y reseñaron que estos hallazgos «sugieren que los bebés de seis meses tiene expectativas sobre la identidad y localización de la persona que vieron antes de esconderse». Adaptarse a las expectativas del bebé «contribuye a su disfrute del juego», lo que les llevó a la conclusión de los niños pequeños «no disfrutan tanto de los cambios como de sus expectativas».

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.